Todo en textil a precio sin competencia

Ir a comprar ropa de cama no resulta una tarea difícil, pero realmente influyen algunos factores que serán importantes tenerlos en cuenta para tener un descanso agradable.

El material de la ropa de cama va a determinar la calidad de la sábana. Debe ser un material fuerte, antialérgico, aislante, antipeeling y de lavado fácil.

El algodón es el material ideal pero hay sábanas que llevan fibras sintéticas y algodón y tampoco están mal, es decir deben contener 50% de algodón y 50% poliester.

El algodón egipcio tiene muy buena calidad y es caro. Sus fibras son muy largas y por tanto serán sábanas espléndidas y muy duraderas.

Si son de algodón prima, se trata de un material de fibras medias a muy largas que no son continuas. Este algodón tiene mucho brillo y suavidad y es más económico que el anterior.

Las sábanas de lino son de las más caras y son fantásticas para combatir el calor, pero se arrugan bastante y a la hora de plancharlas es más complicado.

El material sintético es más asequible y perdurable y además no salen arrugas.

De acuerdo al tejido, el preferido es el satinado que es suave y apretado.  También lo podemos escoger de microfibra que será más apretado y denso, con una textura muy suave y no suelen salirle arrugas.

Otro punto importante será escoger unas sábanas que vayan acorde con el estilo de la habitación.

Si no sabemos que tipo de sábana escoger para cada estación es importante tener en cuenta que en realidad si las sánanas son de verano, pueden usarse durante todo el año. Basta con poner una manta y un edredón durante los meses más fríos.

Si las sábanas de tutiendatextil están fabricadas con fibras naturales, el aire podrá circular, esto no ocurre si son de materiales sintéticos 100%.

Hay que comprobar antes de comprarlas el tamaño del colchón, ya que si no se ajustan bien no nos valen.  Por tanto mediremos el ancho, el largo y la altura de nuestro colchón.

La funcionalidad será importante a la hora de elegir nuestras sábanas.

Debemos lavar nuestras sábanas cada semana o cada 15 días.  Pondremos un lavado lento y sólamente las plancharemos si son de lino.

Por último aconsejarles que a la hora de comprar sus sábanas piensen en el edredón que tienen o que van a poner para conseguir que el conjunto se vea en armonía.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn